CONCIERTO 25º ANIVERSARIO DEL DIARIO 'AVUI'

El Día del Libro concluyó en el Palau Sant Jordi con mucha música.

El concierto de los 25 años del 'Avui' congregó a más de 10.000 personas.

Día 23 de abril, 25 años del diario Avui y 25 dúos artísticos en el Palau Sant Jordi para celebrar ambas efemérides. Todo cuadraba anoche en el recinto olímpico, que a las 21.00 horas vio cómo el inclasificable Sisa iniciaba el macroconcierto de cierre del Día del Libro y de la Rosa con una canción cargada de simbolismos titulada Visca la llibertat. A lo largo de la noche actuaron más de 50 artistas de todo tipo de estilos musicales en un macroconcierto que hizo disfrutar a más de 10.000 personas.
Se intuyó que ayer Sisa cantaba a la libertad de pensamiento, al derecho a la belleza y a la osadía de más de 50 músicos que, por una vez, olvidaban sus egos diluyéndolos en un escenario en el que lo importante era demostrar que las fronteras estilísticas y de lenguas sólo están hechas para ser vulneradas.
Ése era el espíritu del espectáculo 25 anys 25 duets, que tenía previsto concluir pasadas las dos de la madrugada con una sesión de música electrónica.
Pero antes, mucho antes, el propio Sisa continuó protagonizando el arranque del espectáculo al cantar con Quimi Portet una composición tan gamberra y autodefinitoria como Tocant la guitarra, a la que siguió La Rambla, una pieza de Portet.
Dado que la mayor parte de la concurrencia en el Palau Sant Jordi rozaba los 20 años, no fue extraño que las primeras ovaciones cerradas de entusiasmo se oyesen con Pep Sala y Carlos Segarra, pero no con la interpretación que hicieron de la soulera How sweet it is, sino con la versión del Tren de mitjanit, uno de los temas emblemáticos del grupo Sau.
Los que, al igual que Sisa y Quimi, pusieron una nota de atipismo musical fueron Adrià Puntí y Enrique Bunbury, quienes hicieron una personalísima versión acústica de Jeu, un tema del autor catalán al que siguió la hermosa Sí, en la que Bunbury dio señas de su personal entonación apoyado por Puntí al piano.
Luego los focos del Sant Jordi fueron enfocando a Gossos y Javier Álvarez, Gossos y Llach, y Maria del Mar Bonet y Manolo García, que concluyeron el primer bloque del espectáculo.
La segunda parte se abrió con la Compañía Elèctrica Dharma, cabeza de un tramo de concierto al que siguieron un largo etcétera de artistas que fueron caldeando una platea que en los inicios de la noche acogió a unas 7.000 personas, cifra que la organización esperaba superar más adelante ya que se habían validado 12.000 localidades.
El escenario, bastante austero, disponía de dos pantallas laterales más una tercera en la parte de atrás.
El concierto fu emitido en directo por TVE-2 para Cataluña y por Radio 3 para toda España.



Cap comentari: